Para qué sirven los dientes

No-reseña: ¿Para qué sirven los dientes?

Fecha de publicación 26 enero, 2015 | Reseñas, Texto

HIPOPÓTAMO CON PROBLEMAS DE DINERO

Por: Clara Inés Giraldo

paraquesirvendientescover

“―Mis dientes no sé para qué sirven―
dudó el hipopótamo”.
Gusti, ¿Para qué sirven los dientes? 

En este momento tengo $481.054 en mi cuenta de ahorros y $29.400 en mi billetera. Antes de salir de mi casa tenía un poco más, pero hice algunos gastos: $35.000 que cada comensal pagó en el restaurante donde nos reunimos quienes que le importamos a una persona que a mí me importa mucho, para despedirnos de él porque en dos días se irá del país a hacer una maestría; $9.900 por una película que sé que otra persona que me importa mucho disfrutaría sobremanera; $1.400 para regresar a mi casa en bus, porque ofrecieron llevarme pero preferí estar un tiempo sola; y, finalmente, cuatro monedas de $500 que deposité en mi alcancía, cuyo propósito y meta de ahorro todavía no he definido.

Aunque tenía el dinero suficiente para llevarme a mi casa un ejemplar de ¿Cómo son mis dientes?, y el libro estaba disponible en la misma papelería en la que conseguí el oportuno regalo, preferí no comprarlo. Es más, entré al local con la única intención de preguntar por el libro, pedirle a la vendedora que lo sacara de su empaque, y anotar en un papelito cualquier frase que me sirviera de epígrafe para esta no-reseña.

Este acto, que consideré tan natural, resultó molesto para la empleada que me atendió y desconcertante para la persona que me acompañaba en ese momento. “Pensé que estabas a favor de comprar libros”, me reclamó con tono de pregunta. Aunque devolví el libro inmediatamente y en perfecto estado, me sentí señalada como ladrona. ¿Cómo es posible que una persona que conoce desde dentro el injusto sistema de la cadena del libro no aporte un poco de su dinero para que el 8% del precio al público vaya al bolsillo de Gusti por concepto de regalías? La respuesta es simple: se debe a la malicia indígena que los latinos llevamos en el ADN, en otras palabras, saber para qué son los dientes.

Página de Facebook de Gusti

Gusti, el autor del libro “Para qué sirven los dientes”

No se asuste, ya me explico mejor. Los dientes tienen diversos usos, que Gusti nos muestra a través de sus personajes: cortar, rasgar, desgarrar, triturar, moler (según recuerdo). Todos estos verbos implican la transformación de algo en otra cosa; en el ámbito dental esto significa modificar la integridad molecular de la comida para que ésta ingrese al cuerpo del comensal, y su sistema digestivo lo transforme en energía, que más tarde empleará para ir a despedidas de sus amigos, comprar regalos y entablar debates sobre las razones por las cuales no compra un libro específico en un lugar específico, abordar el transporte público, depositar los ahorros del día en un marrano de barro y escribir en una no-reseña esta experiencia.

Pero como no todo se trata de muelas ni de aparatos digestivos, extenderé esta reflexión sobre usar los dientes para transformar algo en otra cosa a un aspecto distinto. Sé que usted es capaz de deducirlo en el último renglón que me queda: piense que “dientes” es un eufemismo para decir “dinero”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>