Santísimo Rosario

Fecha de publicación 1 octubre, 2013 | Reseñas, Texto

Este jueves 3 de octubre la banda bogotana Suricato lanza su segundo disco, Rosario de Plumas, en el Teatro William Shakespeare. Aquí una humilde reseña.

Arte por De Records

Arte por de.records

Por: Gabriela Supelano

“Rosario de plumas” es la primera canción del disco. Ya la he escuchado mil veces y no me canso de hacerlo. La primera vez que la oí, los integrantes de Suricato apenas la estaban construyendo. Ese día sentí una inmensa nostalgia de las antiguas, de las que siento cuando escucho a Chavela, y que pocas canciones logran despertar, una picazón en la nariz antes de que vengan las lágrimas.

Por varios meses estuvimos siguiendo a Suricato en la creación de su nuevo disco. Escuchamos las canciones en todos los momentos del proceso y presenciamos la realización del arte de Rosario de Plumas. Es muy difícil distanciarme para tener una opinión imparcial del disco, ya que desde el primer momento me enamoré de sus canciones y el amor solo ha aumentado con los meses.

Lo que me encanta de Suricato es su ternura esquizoide, ese sonido extraño, entre un merengón dulce y un chirrinchi punkero. Porque este proyecto sí que tiene rock, punk y grunge. Todo sutilmente atado con poco de jazz y con la hermosísima voz de María Mónica Gutiérrez, que aunque a veces puede sonar dulce, inocente y tímida, también tiene sus momentos oscuros, como el disco en general.

En algún momento Jorge Sepúlveda me decía que este disco le sonaba como a algo muy de acá, muy campesino, por eso las plumas y el rosario. Pero ese campo no está intacto, nunca trata de ser puro. Es el campo transformado en caos y ciudad, como tantas de las grandes canciones que se están creando en estos tiempos modernos. A mí me recordó a las tardes nubladas en la finca de Boyacá, los pastizales de un verde oscuro, mojados por el rocío. El campo frío y húmedo en el que pienso cuando veo por la ventana del bus en un trancón. El campo al que siempre deseo volver y que ahora es reemplazado por multitudes enfurecidas.

Rosario de plumas fue grabado en un par de días, cada canción tocada en bloque apenas una o dos veces. Pocos músicos tienen la capacidad de lograr algo así y lo bonito es que este inmenso talento no se transformó en virtuosismo sin alma.

El sonido de Suricato es traducido a imágenes de flores, delicadas flores intervenidas, que ilustran el arte del trabajo. Un arte que ata todos los cabos y termina de concretar una idea, o mejor, un sentimiento. Porque más que notas en papel, más que partituras rayadas y subrayadas, este disco es pura alma.

suricato trailler vimeo from Radiopachone on Vimeo.

Qué: Lanzamiento del disco Rosario de Plumas

Dónde: Teatro William Shakespeare

Cuándo: Jueves 3 de octubre, 8pm

Cuánto: 20 mil pesos con disco, 10 mil pesos sin disco

Apúntese al evento.

 

One Response to Santísimo Rosario

  1. CARLOS ALFREDO GIRALDO CAICEDO says:

    SURICATO, MUY BUEN NOMBRE PARA QUIENES PRODUCEN ESTE TIPO DE MÚSICA, NO CONOZCO DE ESTILOS PERO ME AGRADA.
    SIN OTRO ME DESPIDO, ANIMO SURICATO VAN BIEN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>